Canelo Álvarez- Gennady Golovkin, la revancha más esperada, vista por uno de sus sparrings #Boxeo @sportsbetparlay

El australiano Bilal Akkawy reveló detalles de la preparación del mexicano para la pelea de este sábado.


Saúl Canelo Álvarez se entrena a fondo y cuenta las horas para su segundo enfrentamiento con Gennady Golovkin. Lleva casi un año soñando con la revancha ante el kazajo, después del discutido empate que firmaron el 16 de septiembre de 2017, y este sábado podrá concretarla en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Pero el mexicano no es el único que está dando forma a sus sueños: también lo hace el australiano Bilal Akkawy, uno de sus sparrings, quien contó detalles de la preparación de un boxeador al que hasta hace unos meses veía como un faro y ahora lo encuentra cada día cara a cara sobre un cuadrilátero.

Akkawy, de 25 años, lleva casi dos meses trabajando con el equipo de Álvarez en San Diego, donde el pelirrojo ha establecido su campamento para sus últimos combates. “San Diego es un buen lugar para prepararse para la pelea más grande del mundo”, afirmó el australiano en una columna publicada en el sitio web Players Voice, en el que deportistas de ese país comparten sus experiencias en primera persona.




 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sparring world champion Canelo Alvarez in preparation for his fight with GGG @caneloteam #TeamCanelo #TeamAkkawy #Boxing #caneloggg2 #noboxingnolife

Una publicación compartida de Bilal Akkawy (@bilalakkawy) el

“El gimnasio es tranquilo, privado, nadie más entra ahí. Toda la locura queda afuera. A Canelo le gusta de esa manera, sin multitudes en los entrenamientos”, contó Akkawy, quien definió al mexicano como “un tipo agradable y muy profesional”. De todos modos, resaltó que si bien intercambian algunas palabras a diario “porque él sabe algunas en inglés”, su vínculo está edificado principalmente a los golpes: “Simplemente subo al ring y lo enfrento”.

Con respecto a la dinámica de los guanteos, el sparring explicó que el aspirante al título mediano de la Asociación Mundial de Boxeo y al del Consejo Mundial de Boxeo (ambos en poder de Golovkin) se entrena en rounds de cuatro minutos y no de tres como los de los combates.
“Ese minuto extra es difícil. Él trabaja con dos compañeros de combate alternativos, por lo que siempre se enfrenta a un oponente más fresco”, sostuvo. Y detalló: “Algunos días hacemos cuatro rounds, algunos días hacemos cinco, es decir que él hace ocho o diez por jornada”.

Al momento de analizar las virtudes del hombre al que debe enfrentar cada día en San Diego, Akkawy se deshizo en elogios: “Es un boxeador muy inteligente y no hay duda de que tiene habilidades superiores a las de cualquier hombre con el que haya estado en el ring. Incluso en el entrenamiento, lo hace muy difícil. Tiene velocidad, potencia, precisión y una gran defensa. Es la elite de la elite. Su clase te exige ser disciplinado. Con él aprendés muy rápido qué podés hacer y qué no”.

Esta experiencia, que Akkawy definió como “surrealista”, le llegó con una buena dosis de fortuna: en febrero de este año, un amigo suyo le hizo llegar a Eddy Reynoso imágenes del último combate del australiano ante el italiano Giovanni De Carolis, ex campeón mundial supermediano de la AMB. A Reynoso le atrajo su estilo, vio algunos videos más en su cuenta de Instagram y lo convocó para que se sumara al equipo de trabajo.

Así, compartió por primera vez un campamento de entrenamiento con Álvarez en marzo, poco antes de que la revancha con Golovkin, prevista inicialmente para el 5 de mayo, se cancelara por la suspensión por doping del mexicano. Ya con esa experiencia inicial sobre el lomo, Akkawy evaluó: “En este campamento, Canelo parece mucho más en forma y su tasa de trabajo es mucho más alta. Además él es mucho más hábil que Golovkin. Por eso va a ganar la revancha”.

Como si el trabajo junto al mexicano no fuera incentivo suficiente, el australiano tendrá la posibilidad realizar su primer combate en suelo estadounidense: será el jueves frente al mexicano Cristian Olivas en el Hard Rock Hotel & Casino de Las Vegas. Una buena actuación podría abrirle definitivamente las puertas de la Meca del pugilismo. Y él lo tiene claro: “Hice 17 peleas en Australia y Nueva Zelanda, pero gracias a este entrenamiento con Canelo mi carrera está cambiando a lo grande”.

También te podría gustar...

Deja un comentario