En 2018 podría haber más sanciones que en 2017 #F1 – sportsBetParley

En 2018 podría haber más sanciones que en 2017 #F1

Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, firme en su decisión de mantener tres motores como límite para cada equipo el próximo curso

En la temporada 2017, han sido muchas las carreras en las que los espectadores se han visto privados de ver un mayor espectáculo en cabeza por las constantes sanciones que se han producido por superar el número de elementos usados del motor. Dos de los más perjudicados este curso en este sentido fueron Daniel Ricciardo y Max Verstappen, que vieron retroceder su posición en parrilla varias veces por la poca fiabilidad del motor Renault, pero también lo sufrieron los Toro Rosso y, sobre todo, McLaren, acumulando múltiples sanciones que le hicieron partir desde atrás en varias ocasiones. Hubo en más de una ocasión que, tras la sesión de clasificación, eran necesarios varios cálculos y revisiones para saber en qué posición arrancaría cada piloto debido a las muchas sanciones impuestas por superar las 4 unidades permitidas para todo el año de los elementos que conforman la unidad de potencia, algo que fue muy criticado, y que en 2018 podría agravarse.

Los más clásicos creen que las sanciones alteran el espectáculo y el resultado, y las ven como negativas para la F1. Opinión compartida por muchos de los pilotos y jefes de equipo a lo largo de todo el año. Pero pese a ello, Jean Todt, presidente de la FIA, aseguró que mantendrá el cambio de normativa para 2018 que disminuye de 4 a 3 las unidades que se podrán usar de elementos del motor el próximo curso, incluso restringiendo a dos algunos elementos tan importantes como el MGU-K, los controles electrónicos y la unidad gestora de energía. De esta manera, aumentarán peligrosamente las posibilidades de que haya todavía más sanciones en 2018.

¿Cuestión económica o de hegemonía?

El objetivo de la FIA es limitar el número de propulsores usados por parte de las marcas para reducir los costes de la F1 e intentar que los equipos pequeños puedan recortar distancias con los grandes constructores. No obstante, hay el peligro de que esta decisión tenga un efecto contrario, puesto que las marcas deberán invertir más dinero para crear unos propulsores que tengan todavía más fiabilidad, un punto por el que por ejemplo Honda y Renault han invertido mucho sin un buen resultado en 2017.

Este último punto es importante. Mientras los motoristas deban centrarse en la fiabilidad, no podrán hacerlo en conseguir un mayor rendimiento de su propulsor. Así pues, con menos tiempo para trabajar en evoluciones dedicadas a encontrar potencia, será mucho más complicado que propulsores como Renault o Honda puedan recortar distancias frente a los favoritos, Mercedes y Ferrari, manteniéndose así la hegemonía de las dos marcas.

“Es algo que estaba decidido. Algunas personas incluso están pensando por qué no tenemos un solo motor para todo el campeonato. No es nada nuevo, Ya se decidió hace tiempo qué haríamos en 2018. Hemos mantenido algunas reuniones con los equipos y según la forma en que las normas están hechas , para decidir ahora dar marcha atrás y mantener los cuatro motores se exige el apoyo de todos. Y no lo tenemos, así que se reducirán a tres”, explicó Todt, que sigue sin ver una “solución perfecta” a las demandas de todas las escuderías.

Cabe destacar que pese a que Hamilton cuenta con el coche más fiable y potente de la actual parrilla, también se mostró en contra de dicha restricción. “No me gusta la idea de bajar a tres unidades por año, creo que da asco. Deberíamos poder apretar más. El sprint es lo que echamos de menos en la F1”, su queja se basa más en su sensación como piloto. Quiere ir al máximo pero no puede, debido a que debe guardar motor y gestionar su potencia para que todos sus componentes duren el máximo de carreras posibles, algo que se aleja de la idea inicial de la F1, vista como una serie de pura velocidad, y que en los últimos años se está acercando más al concepto de carreras de resistencia.

“Estoy seguro de que habrá una parrilla plagada de sanciones el año que viene y lo que nadie quiere ver es un campeonato que se decida por esta razón. Hemos llegado a un punto en el que habrá tres motores para 21 carreras. Es realmente loco”, expresó por su parte Christian Hornerdespués de una temporada llena de penalizaciones para Red Bull por los fallos de fiabilidad del propulsor Renault, algo que espera que no se produzca el próximo curso.

 

mundodeportivo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: