;

Lucha en el sur, lo más interesante en última semana de #NFL @sportsbetparlay

No hay duda de que la Conferencia Nacional se ha mostrado dominante en esta temporada. Y la División Sur se destaca por su calidad y competitividad.

Los equipos de la Nacional ganaron 41 de los 64 partidos contra rivales de la Americana. Ese promedio de .641 es el mejor que haya obtenido la Nacional desde que logró una foja de 27-12 con un empate en 1970, el año de la fusión.

Nueva Orleáns y Carolina tienen la misma foja de 11-4 y poseen ya un boleto para los playoffs. Pero alguno obtendrá el título divisional el domingo. Atlanta, que perdió el Super Bowl en febrero tras un derrumbe estrepitoso, podría certificar también su boleto de postemporada.

Y los tres equipos lucen capaces de seguir jugando hasta bien entrado enero. Cualquiera podría ser también candidato a disputar el Super Bowl.

“Nuestra situación es ésta: Si ganamos estamos adentro y si no nos marchamos a casa”, manifestó el tackle defensivo de los Falcons, Grady Jarrett. “Es tan claro como eso”.

No precisamente. Si Seattle cae, Atlanta (9-6) avanza también.

Sin duda los Panthers disfrutarían si eliminan a los Falcons anticipadamente. Carolina podría llevarse la división con un triunfo y si Nueva Orleáns cae en Tampa Bay (4-11).

“No queremos que haya tres equipos del Sur de la Nacional en los playoffs”, reconoció el cornerback de los Panthers, Captain Munnerlyn. “Queremos dos. Vamos a salir a estropear su desfile”.

Los Panthers tienen una foja de 5-2 como visitantes. Atlanta cuenta con un gris récord de 4-3 en su nueva casa. La defensa de Carolina ha lucido, con 15 capturas y 10 balones recuperados en los últimos tres partidos.

Ningún equipo tiene un ataque mejor distribuido que Nueva Orleáns. Los Saints ocupan el quinto puesto en yardas por aire, gracias a la combinación de Drew Brees con Michael Thomas, y en ofensiva terrestre, apoyados en Mark Ingram y en el novato Alvin Kamara.

Ingram (1.486 yardas con 12 anotaciones) y Kamara (1.426 yardas con 12 touchdowns) son los únicos compañeros en la historia de la liga que han aportado al menos 1.300 yardas y 10 anotaciones durante la misma campaña.

Los decaídos Buccaneers han perdido cinco compromisos en fila, y su quarterback Jameis Winston ha sufrido ocho derrotas consecutivas. El suplente Ryan Fitzpatrick comenzó los únicos partidos que el equipo ha ganado durante una racha en que perdió 10 de 12 duelos.

Otro encuentro relevante en la última jornada de la campaña regular definirá si Seattle aparece por sexta ocasión consecutiva en la postemporada. Los Seahawks (9-6) reciben a Arizona (7-8), pero jugar en su ruidosa casa no les ha venido bien en esta temporada, durante la que acumulan tres derrotas como locales.

Y hablando de casas incómodas, los Chargers, abucheados normalmente en su nueva ciudad, tendrán probablemente menos apoyo que los Raiders, un equipo que dejó varios seguidores en Los Ángeles tras años de jugar ahí. Pero a los Chargers no les interesa ganar un duelo de popularidad, sino llevarse una victoria que les dé la posibilidad de colarse a la postemporada.

Los Ángeles comenzó la campaña con una foja de 0-4 pero podría repetir lo que hizo en 1992 si es que su triunfo se combina con ciertos resultados de Tennessee, Buffalo y Baltimore.

También el domingo, los Bills visitan a Miami, los Titans serán anfitriones de Jacksonville y los Ravens recibirán a Cincinnati.

La semana 17 se completa con los siguientes partidos: Jets en Nueva Inglaterra, Washington en casa de los Giants, Chicago en Minnesota, Dallas en Filadelfia, Green Bay en Detroit, Cleveland en Pittsburgh, Houston en Indianápolis, Kansas City en Denver y San Francisco en casa de los Rams.

telemetro.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: